Menu

Se me movió el piso: ejercicios de pintura

Invitacin final 

Miro el piso y me pregunto dónde estoy parada, el piso es lo que soporta mi lugar en la vida. ¿Cuál es ese lugar? , en esta vida de repente me sentí confundida, incoherente, llena de contradicciones. ¿Y quién no?, supuestamente iba para un lugar lleno de puntos de color,  pero de repente me siento lejos de ese supuesto que debía recorrer.

 

Así surge esta  serie de pinturas que son una suma de ejercicios que buscan encontrar nuevas formas, de manera obstinada y caprichosa. Que  parten de las observaciones del piso por una fascinación profunda por el ornamento y el color que estas baldosas tienen, y como estas se van entrecruzando con  la necesidad del color como lenguaje de expresión de la fuerza vital que responde a la pregunta de la vida. Los grises como la forma de hacer  visible el color y la vida de muchas señoras que limpian los pisos del colegio donde trabajo como la fuerza de esta serie.

 

 

Hacer oficio: como Sisifo[1], es el destino de quien debe barrer y limpiar un piso toda su vida para poder alimentar a sus hijos, y en ese trabajo esforzado diario y seguro, aparece el paréntesis de la vida: de la posibilidad de preguntarse por la suerte, el destino, el deber. Pregunta que paradójicamente no presenta la posibilidad de otro destino, pues no hay respuesta que cambie dicho destino.

 

 

Aparece así de mi sensibilidad más pura el goce por el color, las paletas y ruedas de colores, como lo racional de la pintura. La liquidez del medio en relación a lo incalculable de cada deseo pictórico. Las imágenes que pululan en mi cabeza como asociaciones libres que aparecen del contacto con la sensualidad de la materia pictórica. Y la incansable repetición como  ejercicio de resistencia.

 

La repetición incansable del color, del ornamento, de hacer y rehacer y rehacer, es simplemente el acto de resistencia necesario para dar cuenta del tiempo de libertad que no se tiene en el mundo capitalista que habitamos. Fue así como llegué aquí.

                                                                                                                                           Lina Sinisterra

                                                                                                                                                      Artista



[1]Sisifo  en la mitología Griega "Es conocido por su castigo: llevar una piedra hasta la cima de una montaña, y antes de llegar, la piedra volvía a rodar hacia abajo (repitiendo una y otra vez el frustrante proceso)"

 

VISITAS INTERPRETADAS

El museo ofrece visitas interpretadas a grupos escolares, universitarios y público general.

Solicitelas telefónicamente Tel: 2916520 Ext: 6160.